HEALTH

HABLEMOS SOBRE HILOS TENSORES

Con el paso de los años es evidente que empecemos a presentar cambios a nivel de nuestra imagen sobre todo acentuándose en el rostro, mostrándose más envejecido, serio, triste, apagado y con falta de armonía. Notamos que la gravedad se ha hecho presente alrededor de los ojos, boca, mejillas y cuello. Todo esto delata los años que llevamos por delante y no podemos parar el tiempo. Pero también la demanda por vernos y sentirnos bien con nosotros mismos y con la sociedad ha crecido indudablemente por lo que a llevando a la medicina estética a prevenir, tratar y retardar el envejecimiento mediante tratamientos ambulatorios mínimamente invasivos, aceptados y tolerados de mejor manera por los pacientes que no desean o no pueden realizarse una cirugía estética que conlleva riesgos, reposo e invalidez laboral.
Si hablamos de un tratamiento seguro, ambulatorio, tolerable y con resultados naturales que nos permita prevenir y tratar el envejecimiento, la calidad de la piel y la flacidez, estamos hablando de la terapia con HILOS TENSORES.
Esta técnica consiste en colocar sobre la dermis (capa media de la piel) hilos elaborados de un material bio compatible y 100% reabsorbible conocido como POLIDIOXANONA, utilizado durante décadas por la medicina en cirugías cardiacas, oftalmológicas entre otras, demostrando su seguridad y aceptación en el organismo. Dentro de la piel el hilo tiene la capacidad de formar una red de soporte y una activación de células formadoras de colágeno, elastina, reticulina entre otros factores de crecimiento que ayudaran a devolver a la piel la firmeza, grosor, lozanía e hidratación que ha perdido con el tiempo, consiguiendo un realce natural y reposición de los tejidos flácidos del rostro.
Antes de realizar este procedimiento es importante la valoración medico estética integral para establecer si el paciente es apto al tratamiento en relación a su buen estado de salud, lo que desea mejorar de su imagen y sus expectativas acerca del resultado.
Una vez que el paciente está en condiciones de salud y aceptó realizarse el tratamiento, marcamos las zonas en las que trabajaremos; esto permite conocer el número y la clase de hilos que vamos a colocar. Existen hilos con diferentes características como los Monofilamentos y Torneados que solamente nos ayudan a la formación de fibras de colágeno y elastina. Por otro lado, existen hilos que mediante pequeñas espículas se anclan en la dermis consiguiendo un realce en dirección de su colocación.
Se utiliza anestesia tópica local para hacer más satisfactorio el proceso. Una vez terminado el tratamiento se le recomienda al paciente no realizar ejercicio físico, no hacer movimientos brucos en la zona y no ir al odontólogo por al menos dos semanas para evitar molestias en la zona. Inmediatamente después de la colocación de los hilos se puede evidenciar un ligero lifting facial pero el resultado va mejorando con el tiempo alcanzando su resultado óptimo a partir del 3r mes, tiempo en el cual la piel va creando fibras de colágeno y elastina, aumento de la vascularización y formación de ácido hialuronico.

Al salir del consultorio es normal sentir un estiramiento de la zona tratada, sensación de cuerpo extraño, ligera inflamación y puede presentarse pequeños hematomas. Se puede colocar hielo local para aliviar los síntomas. Todo esto ira mejorando alrededor de 48 a 72horas.
A quienes se les recomienda este tratamiento:
– Pacientes entre 35 y 55 anos
– Pacientes que no quieren una cirugía facial
– Pacientes con flacidez inicial no muy avanzada
– Pacientes que quieren prevenir o retardar el proceso de envejecimiento
– Pacientes que requieren un tratamiento natural.
A quienes no se le puede realizar el tratamiento:
– Mujeres embarazadas o en etapa de lactancia
– Pacientes con enfermedades auto inmunes
– Infección presente en la zona a tratar
– Pacientes con un grado de flacidez avanzada
– Pacientes con expectativas irreales del tratamiento.

El resultado obtenido con el tratamiento de Hilos Tensores puede durar de 2 a 3 años dependiendo la calidad de vida del paciente en cuanto a dieta saludable, hidratación diaria, actividad física, genética etc.
En consulta siempre recomiendo a mis pacientes a partir de los 25 años la suplementación ya que es parte importante en cualquier tratamiento en el que deseamos formar colágeno. Es una manera de potenciar el resultado del mismo y sobre todo prevenir el envejecimiento prematuro.
Recuerda que este tratamiento debe ser realizado solamente por médicos capacitados en el área estética previa consulta y diagnóstico médico.
Es importante mantener y resaltar tu belleza sin descuidar tu salud.

Dra. Gissela Dávila A.
Master en Medicina Estética y Antienvejecimiento.
0987052426
Cosmedic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: